Opiniones

Nuestros Pacientes

Tratamos a todos aquellos que quieran acercarse a este método de cuidado de uno mismo.

Cada persona decide cómo, cuándo, para qué y por qué empieza a tomarse en consideración y a ocuparse de sí mismo, así como de su evolución.
Algunas personas llegan con una enfermedad concreta, otros con molestias, y muchos vienen por prevención y mantenimiento, pero todos llegan con un deseo claro, tomarse en cuenta, cuidar de si, escuchar lo que está pasando para sentirse mejor.

Nuestro paciente más joven tenía 4 días y el mayor 93 años, ambos tenían la misma necesidad: espacio y escucha. Tratamos a bebés, niños, adolescentes, adultos y ancianos.

La persona más sana que me visita y la más “enferma” a la que he atendido me contestaron lo mismo cuando les pregunté para qué venían a consulta: “para estar lo mejor de lo posible”. Atendemos a personas sanas, a enfermos puntuales y crónicos y a personas moribundas.